Auditoría del Sistema HACCP

La auditoría es una radiografía de unos días de la planta, aún los mejores auditores pueden no descubrir ciertos hallazgos o encontrar demasiadas oportunidades de mejora. Lo recomendable no es prepararse para los días de auditoría, si no prepararse para que siempre los programas estén implementados y viviéndose en el piso de la planta.

Existen diferentes tipos de auditoría: de primera parte (interna de la organización), de segunda parte (externa de la organización) y de tercera parte (externa, independiente de la organización). Podemos realizar cualquier de las tres, depende de lo que nos exijan, lo importante es hacerla de manera correcta ya que, auditar e inspeccionar el Sistema HACCP nos permite evaluar las medidas de control implementadas, reducir riesgos de contaminación, brinda confianza a los clientes, permite una mejor y más completa aprobación de proveedores y da reconocimiento externo con auditorías de certificación elegidas para el sistema.

Leer artículo completo aquí

Deja un Comentario

Tu e-mail (no será publicado)