Control de Proveedores

¿Auditas a tus Proveedores? ¿Conoces las instalaciones de tus proveedores? ¿Sabes en qué condiciones elaboran, almacenan y transportan las materias primas y empaques que te proveen?

Es fundamental para asegurar la integridad alimentaria, y mandatorio por varios sistemas de certificación, contar con un Programa de Control de Proveedores robusto, con seguimiento y con acciones correctivas debidamente documentadas.

Cuando se cuenta con proveedores confiables, que año tras año declaran su compromiso con la Integridad Alimentaria en una Carta de Garantía y cumplen fielmente con las especificaciones establecidas, se tiene la certeza de que se están produciendo alimentos y bebidas con materias primas y empaques de la mejor calidad e inocuidad; lo que debe traducirse en productos finales íntegros.

La inversión de tiempo y dinero que se debe realizar para lograr un Programa de Control de Proveedores macizo es mínima, comparada con los grandes gastos que se generan por recibir materias primas y/o empaques contaminadas o sin la calidad especificada.

Se debe contar con un listado de proveedores aprobados y alternativos, los que deben ser auditados bajo estrictos criterios de Inocuidad y Calidad; los resultados de las auditorías deben discutirse en una reunión con el proveedor, se deben identificar claramente las brechas de efectividad, las causa raíz, el plan de acción y el tiempo de cumplimiento en cerrar las no conformidades.
Los proveedores se catalogan en base al cumplimiento en el seguimiento a los resultados de la auditoria y en base al cumplimiento con las especificaciones al momento del recibo.

Los camiones de transporte se deben inspeccionar previo a la descarga, en el área de recibo de mercancía. La presencia de sello y/o candado es crítico por temas de Bioterrorismo, la temperatura en el caso de productos perecederos debe ser la de refrigeración y las condiciones sanitarias deben ser las óptimas; por lo que verificar que no existan plagas, que las luces estén protegidas y el que vagón este limpio y en buen estado, garantiza que las condiciones de transportes son las adecuadas, que el producto no fue afectado en el transporte y que se puede aprobar el recibo.

Considerando todo lo anterior, es clave para la operación y rentabilidad contar con un Programa de Control de Proveedores debidamente implementado en planta.
Los profesionales de AFI te podemos apoyar a implementar tu programa y/o a Auditar a tus proveedores.

Deja un Comentario

Tu e-mail (no será publicado)