Buenas Prácticas de Manufactura

A lo largo de la cadena alimentaria, los productos son sometidos a distintos tipos de procesos para ser elaborados, aumentando las situaciones de riesgo que pueden contaminar los alimentos a lo largo del camino, por lo tanto, hay que tener precauciones para que los alimentos no lleguen a sufrir algún tipo de contaminación.

Pero, ¿realmente sabemos cómo prevenir estas situaciones de riesgos?

Para prevenir estas situaciones de riesgo y para un correcto manejo higiénico de los alimentos es importante que las plantas, los restaurantes y/o los establecimientos que procesen o manipulen los alimentos cumplan con lo que se conocen como las Buenas Prácticas de Manufactura.

Las Buenas Prácticas de Manufactura contemplan todas las condiciones de infraestructura y procedimientos, desde la recepción de materia prima hasta la distribución de los productos terminados, con el fin de garantizar la inocuidad de los productos. Por lo tanto, toda persona que procese o manipule los alimentos debe cumplir con las Buenas Prácticas de Manufactura, para así poder garantizar a los consumidores que el alimento está libre de contaminantes que pueden afectar a la salud.

Leer artículo completo aquí