Innovación en técnicas de limpieza

Los nuevos peligros biológicos que hemos debido afrontar han traído a la industria alimentaria grandes desafíos que debemos manejar, con el fin de reducir la probabilidad de incidencia en nuestras plantas. Increíblemente al analizar este nuevo peligro del SARS-CoV-2 nos hemos dado cuenta que su tratamiento nos devuelve a los cimientos de la industria alimentarías, estos son la correcta implementación y aplicación de las buenas prácticas de manipulación.

Dentro de estos cimientos se encuentra el requerimiento de una aplicación adecuada del programa de limpieza y manipulación. Para comprender adecuadamente este programa es necesario entender dos conceptos fundamentales: Limpieza y desinfección.

 

Limpieza

Se refiere a la eliminación de gérmenes, suciedad e impurezas de las superficies. Este proceso no mata los gérmenes, pero al quitarlos, disminuye su cantidad y el riesgo de propagar la infección.

 

Desinfección 

Se refiere al uso de productos químicos, como desinfectantes registrados en la “Agencia de Protección del Medio Ambiente” (EPA), para matar los gérmenes en las superficies.

 

El cómo limpiar y desinfectar ya es conocido pero no esta demás reforzarlo:

1º Determinar qué detergente es el más adecuado para el área o sector, recordar que existe diferentes tipos de detergente y desengrasantes dependiendo el tipo de suciedad a limpiar.

2º Preparar la dilución adecuadamente, cada proveedor entrega una ficha técnica es donde menciona la proporción de detergente a utilizar dependiendo el tipo de suciedad, es de vital importante que esta dilución recomendada (baja, media o alta) se respete, con el fin de que el detergente preste la utilidad deseada.

3º Retirar los residuos de las superficies, esta etapa es primordial para que la limpieza sea efectiva, recordar que los detergentes interactuan con la materia orgánica: a mayor materia orgánica en superficies, mayor será la dificultad para una actividad de limpieza efectiva.

4º Aplicar detergente siguiendo el procedimiento a seguir, cada ficha técnica entrega una recomendación de tiempo de exposición en superficie, dilución y temperatura, esto es necesario para que la separación de materia orgánica adherida a la superficie sea efectiva. Recordar que el detergente debe interacturar con materia orgánica, para lo cual necesita tiempo.

5º Aplicar acción mecánica, solo en aquellas superficies que la suciedad no se haya desprendido, el exceso de actividad mecánica aumenta la la porosidad de las superficies lo que dificulta progresivamente las actividades de limpieza.

6° Aplicar desinfectante, la EPA cuenta con un listado de desinfectantes aprobados para la eliminación del SARS-CoV-2, por lo cual les recomendar seguir estas recomendaciones:

https://www.epa.gov/pesticide-registration/list-n-disinfectants-use-against-sars-cov-2

 

Pero la pregunta es: ¿Qué cambia con el SARS-CoV-2?

Debemos colocar principal atención en todas las superficies que se encuentren en constante manipulación y/o transito de personal, como son: manillas, dispensadores, interruptores, entre otros.

La innovación como arma secreta

Entendiendo el protocolo común de limpieza es bueno recordar que también existen una tres alternativas innovadoras de limpieza que pueden ser de apoyo para industria alimentaría:

 

Desinfección por vapor (vaporización)

La limpieza con vapor tiene una acción bactericida y fungicida de la aplicación poco agresiva y que es difícilmente alcanzable por cualquier producto químico.

La aplicación de vapor favorece el desprendimiento de la suciedad de superficies, llegando a sectores de difícil alcance. Por este motivo, es especialmente recomendable su uso en zonas de especial sensibilidad como las estancias de hospitales, restaurantes o industrias; así como en negocios con un riesgo mayor de presencia de bacterias como centros deportivos, spa, hoteles o transporte público.

Si bien es una alternativa idílica, una de las desventajas que presenta es su alto costo y riesgo de accidentes.

 

Desinfección aeróbica

Una de las técnicas más conocidas de este grupo, es el empleo de ozono, que se puede producir de forma artificial mediante un generador de ozono llamado ozonizador.

El ozonizador permite eliminar el 99% de los microorganismos ambientales lo que incluye la eliminación de malos olores.

Si bien es una alternativa tentadora, una de las desventajas que presenta es el aumento de la oxidación en las superficies.

 

Nanotecnología

Esta novedosa nanotecnología en limpieza se basa en el empleo de nanopartículas bactericidas como es el cobre. Al recubrir ciertos materiales y superficies con estos productos, podemos conservar las propiedades intactas contra la suciedad, la erosión, las bacterias o incluso condiciones ambientales. Las superficies en las que se aplica permanecen limpias durante más tiempo.

“La innovación también es adaptación al cambio y agilidad de respuesta”.

Te invitamos a evaluar las diferentes alternativas y juntos combatamos este nuevo enemigo.

Por: Susana Bozo

 

¿Quieres saber más? En Agro & Food Integrity te podemos ayudar. ¡Contáctanos!

Y no olvides participar en nuestro próximo Seminario Virtual sobre “Uso y manejo de químicos en la crisis actual”

AFI Chile

❃ (+56) 938601088 / (+56) 938601089

❃ info@afichile.com

AFI Panamá   

❃ (507) 390-5974

info@afi.com.pa